Características de la fresadora bancada fija

28 de mayo de 20220

La fresadora es una máquina herramienta que funciona a través de una fresa, que es la herramienta de corte rotativa y que es la que arranca las virutas de la pieza a mecanizar. Existen distintos tipos de fresadora hoy en día, una de ellas es la fresadora de bancada fija, llamada también vertical.

¿Qué es una fresadora de bancada fija?

A la fresadora de bancada fija también se le conoce como fresadora vertical y es uno de los muchos tipos de fresadora que existen hoy en día. Pero ¿qué es una fresadora? Las fresadoras son máquinas herramientas muy complejas que se utilizan para el mecanizado de piezas por arranque de viruta. Estas máquinas utilizan una herramienta de corte, provista de varios filos o aristas, denominada fresa; la fresa gira a gran velocidad hasta encontrarse con la superficie de la pieza a mecanizar y arranca el material sobrante de la superficie de la misma.

Las fresadoras pueden clasificarse de distintas formas. Las hay universales y también verticales o de bancada fija, entre otras. Hay fresadoras especiales, como las de pórtico e incluso fresadoras que se distinguen por el número de ejes sobre los cuales se mueve la herramienta de corte. Las máquinas que cuentan con cinco ejes son las más avanzadas. Además, las fresadoras pueden ser manuales o funcionar por control numérico computarizado o CNC.

La fresadora de bancada fija o vertical entra dentro de la clasificación de fresadoras según la localización de la herramienta. En estas máquinas el husillo portaherramientas se coloca de tal manera que gira perpendicular a la pieza sobre el eje horizontal de la misma. Es por eso que las fresadoras tienen un movimiento vertical que se produce porque el cabezal puede descender hacia la pieza o ser la mesa la que haga un movimiento ascendente/descendente hacia el cabezal.

Los tipos de fresadora vertical

Las fresadoras verticales, a su vez, pueden dividirse en dos: las de banco fijo y las de torreta. Aunque parecidas, se trata de máquinas diferentes. Esta clasificación se hace de acuerdo al accionamiento de los cabezales de la máquina.

  • Banco fijo. El cabezal no se puede mover, pero la fresa sí.
  • De torreta. El cabezal puede moverse en ángulos de 180 grados según el eje horizontal de la pieza a mecanizar.

Características de la fresadora de bancada fija

La fresadora de bancada fija se caracteriza por ser muy robusta. El banco o bancada de la misma es una sola pieza, que es rígida y tiene gran peso. La bancada es la que se encarga de soportar la mesa de trabajo. Como ya adelantamos, en este tipo de fresadoras la mesa realiza un movimiento en perpendicular respecto del husillo; a su vez, el husillo se mueve en paralelo sobre su propio eje. Por otra parte, el carro realiza desplazamientos transversales y longitudinales.

Este tipo de máquinas herramienta se utiliza para el mecanizado de ranuras, pues tienen una gran profundidad de corte al moverse de forma horizontal. Además, en una fresadora de bancada fija es posible el mecanizado de cavidades en moldes, levas y matrices; pueden perforar, agujerear y fresar superficies muy diversas. Hoy en día es posible encontrar este tipo de fresadoras que realizan trabajos de forma automática.

Las fresadoras verticales tienen la particularidad de que la base y la columna de las mismas se hace totalmente de fundición. Los cabezales son fijos u oscilantes. Por otra parte, las piezas a trabajar no solo pueden moverse de forma vertical, sino que por el desplazamiento del carro también pueden hacerlo de forma horizontal.

¿Qué hay que tener en cuenta al escoger una fresadora de bancada fija?

Si quieres adquirir una fresadora de bancada fija es aconsejable tener en cuenta ciertos aspectos técnicos de la misma. Estos son:

  • Mesa. La superficie de la mesa es lo que hay que tener en cuenta al momento de escoger esta máquina. Se miden el ancho y la longitud de la misma.
  • Peso. El peso máximo admitido significa cuántos kilos puede soportar la máquina.
  • Movimiento de avance de la mesa. Se mide en milímetros y es un parámetro que indica los rangos de movimientos transversales o longitudinales de la mesa.
  • Ejes. La fresadora puede desplazarse sobre los ejes X y Y.
  • Velocidad. Se mide en revoluciones por minuto e indica los niveles de velocidad de fresado.
  • Número de velocidades. Las máquinas herramienta incorporan diferentes números de velocidad. En el caso de las fresadoras, indica cuántos procesos puede realizar la máquina.
  • Potencia. La potencia de corte permite medir el nivel de rendimiento de la máquina. Los metales más duros necesitarán mayor potencia de fresado.
  • Dimensiones. Las fresadoras de bancada fija o verticales suelen ser máquinas versátiles. Los modelos más sencillos no suelen ocupar mucho espacio, pues como su nombre indica, se extienden hacia lo alto y no hacia lo ancho. Las dimensiones se miden en milímetros.
  • El husillo. Cuando se escoge una fresadora vertical es importante considerar el husillo, concretamente la distancia de este hacia la mesa y el avance del mismo. La distancia permite establecer la altura máxima de las piezas; el avance, el tamaño más pequeño de las piezas.
  • Portaherramientas. Considera el tipo de portaherramientas con el que cuenta la fresadora, si es cilíndrico o cónico. Esto determina la forma en la que se pueden trabajar las piezas en esta máquina.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *