¿Qué trabajos puedes realizar en un centro de mecanizado horizontal?

19 de noviembre de 20210
centro-mecanizado-horizontal.jpg

Un centro de mecanizado horizontal es una máquina especialmente diseñada para realizar diferentes trabajos de manera automática. Esta máquina se ejecuta a través del número de control computarizado (CNC), lo que supone que lleve a cabo un proceso de trabajo automatizado para ganar en precisión, exactitud y productividad.

Hay una gran variedad de tamaños, formas y niveles de automatización de centros de mecanizado horizontal. La característica común a todas estas máquinas es que llevan a cabo el trabajo de manera automatizada. Así se acelera la producción sin que el operario tenga que manipular las piezas durante el proceso de trabajo.

Trabajos que realiza un centro de mecanizado horizontal

El centro de mecanizado horizontal realiza diversos trabajos de mecanizado automático de piezas complejas. Los resultados que se obtienen son de una productividad tal que se pueden aplicar para la fabricación en serie. De hecho, puede realizar cualquier trabajo de arranque de virutas de metal en piezas metálicas de todo tipo.

Estos trabajos se suelen realizar con piezas de gran tamaño. El centro de mecanizado horizontal permite mover la pieza en diferentes ángulos en función de la tarea a realizar. La máquina está provista de una serie de herramientas de corte, ya sean brocas, fresas o cortadores, que giran o hacen presión para retirar la viruta, hacer agujeros, aplanar, etc.

Taladrado

El taladrado es un proceso de mecanizado con el que se realiza un corte en forma de orificio en el material de la pieza a través de una broca de movimientos giratorios. El orificio o agujero que se lleva a cabo en la pieza puede tener las dimensiones que se deseen establecer previamente con el control numérico computarizado (CNC).

Ranurado

El ranurado es un trabajo de mecanizado horizontal en el que se realizan en la pieza diversas ranuras cilíndricas. La anchura y la profundidad de estas ranuras se indicarán previamente a través del panel de control CNC. La máquina ejecutará, por tanto, las órdenes a partir de un ancho y profundidad de ranura ya establecidos.

Roscado

Con este trabajo de mecanizado horizontal lo que se pretende es conseguir generar una rosca en la pieza. Esta tarea se puede llevar a cabo tanto de forma interior como exterior, siendo esta última la más sencilla. Hay que tener muy en cuenta que la velocidad de avance debe ser igual al paso de la rosca. En el torneado de roscas interior, por su parte, hay que considerar la evacuación de la viruta para poder realizar mejor el trabajo.

Tronzado

El tronzado es otra de las tareas que puede realizar un centro de mecanizado horizontal. En este caso, la máquina lo que hace es cortar o separar parte de la pieza. Por lo general, es un trabajo que se lleva a cabo en piezas grandes y requiere de la máxima precisión y seguridad por parte de la máquina. De lo contrario, habría que desechar la pieza.

Escariado

El escariado es un trabajo de mecanizado en el que se llevan a cabo agujeros de gran precisión. Para ello, se emplea una herramienta multifilo con la que se consiguen unos agujeros muy exactos y precisos. El operario introducirá en el panel de control CNC las coordenadas para indicar la profundidad de corte, la velocidad y el avance que se deben llevar a cabo.

Perfilado

Hay diversas piezas que poseen ranuras muy complejas y de difícil acceso. Para brindarles el mejor acabado superficial, se emplea el perfilado. Al igual que en los trabajos anteriores, las coordenadas para el perfilado se introducen en la máquina a través del panel de control. Es muy importante que, antes de esto, se tenga muy en cuenta el diseño de perfilado que se desea para obtener los mejores resultados.

Refrentado

El refrentado es la tarea con la cual la máquina mecaniza el extremo de la pieza. Lo que se obtiene es una superficie plana en la cara frontal de la pieza. Esta última se mueve de forma rotatoria y se puede refrentar tanto por una cara como por otra. Si es así, habrá que darle la vuelta cuando se termine el refrentado en una de las caras.

Moleteado

El moleteado de una pieza es un trabajo de mecanizado que se realiza sobre su superficie para facilitar el agarre. La tarea se puede llevar a cabo de tres maneras diferentes: deformación, extrusión o corte. La mayoría de centros de mecanizado horizontal la realizan a través del corte, ya que con este método se consigue una mayor profundidad y en la superficie se obtiene un mejor acabado.Algunos de los centros de mecanizado horizontales actuales son capaces de realizar diferentes trabajos en uno solo. Son, pues, máquinas multifunción con las que se consigue una mayor productividad, la máxima eficacia y precisión en los acabados y un importante ahorro de costes.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *