¿Qué es un centro mecanizado horizontal?

1 de enero de 20220
centro-mecanizado-horizontal-caracteristicas-e1647191976847.png
centro-mecanizado-horizontal-caracteristicas

El centro mecanizado horizontal es una máquina herramienta que utiliza el control numérico computarizado CNC, capaz de realizar múltiples tareas de forma automática y con la mínima intervención humana. Estos centros se caracterizan por su precisión, rapidez y eficacia.

Características del centro de mecanizado horizontal

Además de funcionar por control numérico computarizado, los centros de mecanizado se caracterizan por su versatilidad, pues en ellos pueden realizarse distintas operaciones. Los trabajos que se ejecutan en un centro de mecanizado emplean herramientas de corte rotatorio. 

Por otra parte, los centros de mecanizado son máquinas muy rápidas que permiten la producción de piezas en serie en un corto período de tiempo y con la mínima intervención de los operarios. Por ejemplo, hay centros de mecanizado en los que la velocidad del husillo puede alcanzar las 4000 y 8000 revoluciones por minuto y trabajar a potencias de hasta 75 kW. Existen centros de mecanizado capaces de soportar más de siete toneladas de peso en su mesa de trabajo.

Según las necesidades de producción del taller, se puede escoger un centro mecanizado horizontal con tamaño, funciones y niveles de automatización muy diversos. Además, se le pueden añadir múltiples accesorios para aumentar su funcionalidad.

Ventajas de un centro de mecanizado

Una de las ventajas de este tipo de máquinas es que pueden reconfigurarse fácilmente y de forma muy rápida. Incluso a mitad de la producción, el operario puede ordenar a la máquina que cambie los parámetros de mecanizado o añadir nuevas indicaciones para el trabajo de las piezas, sin necesidad de detener por completo la producción.

Estos centros de mecanizado funcionan de manera automatizada, lo que permite realizar distintas tareas a la vez sin necesidad de cambiar las piezas de posición, ni readaptar las herramientas necesarias para dichos trabajos. La máquina, por sí sola, sabe lo que tiene que hacer una vez que el operario la programe atendiendo las necesidades de producción. 

Gracias a estas características, no solo se disminuye el tiempo de producción, con lo cual, los costes también se reducen, sino que también lo hace la mano de obra. Así, un mismo operario puede trabajar con distintas máquinas a la vez. Basta con que el trabajador introduzca los parámetros necesarios en el ordenador del centro mecanizado horizontal. 

En un centro mecanizado horizontal, se pueden trabajar las cuatro superficies de una pieza (si la máquina es de cuatro o cinco ejes), sin necesidad de rotar entre herramientas ni cambiar la pieza de posición; esto, entre otras cosas, permite mucha mayor precisión en el trabajo. Por otra parte, gracias a su posición horizontal, las virutas caen evitando la acumulación de las mismas en la máquina y en las cuchillas.

¿Qué se puede hacer en un centro mecanizado horizontal?

Un centro mecanizado horizontal tiene múltiples aplicaciones en las distintas industrias. Por ejemplo, en la manufacturera se emplean para la elaboración de piezas, matrices, moldes de inyección, etcétera. En la industria automotriz esta máquina se utiliza para fabricar partes y piezas de automóviles, mientras que en el caso de las telecomunicaciones, son necesarias para generar circuitos impresos. 

Pero el uso de este tipo de máquina no se limita a estas industrias, sino que también es común encontrarla en la joyería, grabados, calzado, creaciones artísticas y también para labores de ebanistería.

Tipos de centros de mecanizado

En la industria metalmecánica es posible encontrar dos tipos de centros de mecanizado: de husillo vertical y horizontal. El centro mecanizado horizontal es frecuente utilizarlo para la elaboración de piezas de grandes dimensiones y que requieren que el mecanizado de las mismas se realice por partes. En muchos casos, y dependiendo de la máquina, la pieza puede inclinarse hacia distintos ángulos respecto de los diferentes ejes del centro de mecanizado, que, en ocasiones, pueden llegar a ser cinco.

Los centros mecanizado horizontal se dividen en dos: de alta velocidad o de ultraprecisión. Según el tipo de máquina que se emplee se podrán realizar unos u otros trabajos. Por ejemplo, el de alta velocidad es frecuente encontrarlo en las fábricas donde se tienen plazos de entrega muy cortos, es decir, piezas que tienen que elaborarse con urgencia. 

Los centros de ultraprecisión, por su parte, se emplean para la elaboración de piezas y circuitos que se utilizan en el sector de las telecomunicaciones y la electrónica; así como para los grabados y piezas artísticas, donde es más importante la precisión que la rapidez.

Composición básica

Los centros de mecanizado horizontales se caracterizan por tener un husillo que lleva una herramienta de corte montada, cuyo movimiento es lateral. Por su parte, el mecanizado se realiza, como su nombre indica, de forma horizontal. La columna que sujeta al husillo se mueve recorriendo el eje X, la silla lo hace a través del eje Y y la mesa sobre el eje Z. Gracias a estos ejes se pueden realizar mecanizados de forma tridimensional. 

Hay otros centros de mecanizado horizontal que cuentan con ejes A y B. En el caso de las máquinas con cuatro ejes, el eje B permite que la mesa gire de forma horizontal. La rotación aumenta si se le añade otro eje, el A. Estos dos ejes adicionales pueden encontrarse en los centros de mecanizado de cuatro o cinco ejes.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


centro-mecanizado-horizontal-caracteristicas