Los centros de mecanizado CNC vertical están desarrollados con la mayor tecnología más avanzada, para ofrecer un excelente rendimiento y una mejora en la productividad. Ofrecen una mejora en la estabilidad de mecanizado, un control operacional menos complejo y un trabajo mucho más seguro. Capaz de mecanizar los materiales más dificultosos con una productividad muy elevada, con unas características estables, fiables y muy sencillas.

Centros de mecanizado vertical

Un centro de mecanizado es una máquina o conjunto de máquinas que realizan, con el mayor grado de precisión, los trabajos de corte, moldeado o mecanizado de metales, plásticos y otros materiales. Uno de los tipos más habituales de centros de mecanizado, es el centro de mecanizado vertical.

El sector industrial se ha visto revolucionado en los últimos años con el empleo de esta maquinaria. Todo centro de mecanizado está integrado por un control numérico computarizado (CNC), que controla de forma automática el proceso de trabajo. Así, lo que se consigue es una mayor precisión, productividad y repetitividad en las piezas

centro de mecanizado vertical CNC U400

Qué es un centro de mecanizado vertical

El centro de mecanizado vertical es una de estas máquinas que se emplean en el sector industrial. La base de este centro es una herramienta de corte de carácter rotativo, que está situada sobre un cabezal de impresión, con orientación vertical. Es, junto con el mecanizado horizontal, el tipo de centro de mecanizado más habitual entre las industrias.

La cabeza giratoria del centro de mecanizado vertical trabaja sobre la superficie del material, para crear la pieza que previamente ha sido diseñada, bien por el operario, o bien por otra máquina. Lo que se consigue es un resultado mucho más fiable, preciso y de mayor calidad que con las máquinas convencionales.

Diferencias entre un centro de mecanizado vertical y uno horizontal

Muchas empresas se plantean la incógnita de no saber si escoger un centro de mecanizado vertical o uno horizontal. Para responder a esto, lo más importante es tener muy claro las necesidades de la compañía, y el uso que se le va a dar a la máquina.

El centro de mecanizado de tipo vertical es más económico que el horizontal. Por tanto, es la mejor opción para aquellas empresas que no quieran realizar, de inicio, una gran inversión en maquinaria. Además, es la herramienta perfecta para aquellas empresas que no necesitan de un gran volumen de producción. Son, precisamente, muy útiles en los talleres, y se emplean para el procesamiento de discos, manguitos y piezas de placa.

Los centros verticales tienen, por lo general, tres movimientos lineales, mientras que los horizontales disponen de tres coordenadas de movimiento lineal, y una más de movimiento rotativo.

Ventajas de uso de un centro de mecanizado vertical

Las empresas que utilizan un centro de mecanizado vertical en su tarea diaria, pueden disfrutar de una serie de beneficios muy ventajosos:

Mayor productividad en el trabajo

Hasta hace unos años, las piezas se obtenían en diferentes sectores industriales a partir de herramientas o máquinas manuales. Estos centros de trabajo automatizados posibilitan que se incremente de forma notable la producción. La productividad es tan alta, que un solo operario puede encargarse de manejar uno o varios centros de mecanizado a la vez.

mecanizado fresado CNC
Mejora el trabajo en la pieza

Una de las diferencias de este centro de mecanizado con respecto al horizontal, es que es capaz de trabajar todas las caras de la pieza. De hecho, su sistema de perforación es muy flexible, por lo que se puede trabajar en cualquier parte. Así, es mucho más probable que se consigan resultados mucho más precisos y exactos.

Mayor flexibilidad y versatilidad

Si por algo se caracterizan estos centros de mecanizado, es por su flexibilidad y versatilidad. No en vano, son máquinas que se emplean para la fabricación de diferentes piezas. Se adaptan muy bien a cualquier tipo de industria, y pueden emplear 3, 4 o 5 ejes para ejecutar múltiples tareas. No obstante, el centro de mecanizado vertical trabaja mejor con piezas grandes.

Mayor seguridad en el trabajo

Este tipo de máquinas no requiere de la constante manipulación de un operario, por lo que los riesgos en accidentes se minimizan por completo. El trabajo está totalmente automatizado, lo que hará que tampoco haya errores en la producción, y todo sea mucho más preciso. Los únicos riesgos posibles van asociados a alguna avería que pueda sufrir la herramienta.

Otras ventajas a tener en cuenta

Hay otras ventajas a tener en cuenta en el empleo de un centro de mecanizado vertical.

  • Debido a su estructura, un centro de mecanizado vertical requiere de menos espacio de trabajo que un centro horizontal
  • Dispone de ventosas de agarre de la pieza automáticas, para que el operador no tenga ni que mover el material
  • Máximo nivel de tecnología en una sola máquina
  • Muy fácil de utilizar, no se requieren conocimientos previos o avanzados

El centro de mecanizado vertical, en definitiva, ha revolucionado el sector industrial. Un tipo de maquinaria que ofrece múltiples ventajas a cualquier empresa y que resulta muy fácil de utilizar. El grado de precisión que se consigue en el trabajo, y el incremento en la productividad, son factores claves para su uso. Las posibilidades de error trabajando con esta maquinaria se reducen casi al mínimo.

Empleamos cookies propias y de terceros para mejorar tanto la experiencia de navegación de nuestros usuarios como nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies en cuanto a su instalación y uso.